Ortodoncia funcional

La Ortodoncia Funcional nace para corregir las alteraciones óseas de los maxilares.

Es la ortodoncia que se realiza durante la etapa de crecimiento, aprovechando el mismo, para corregir anomalías esqueléticas, anomalías funcionales o hábitos incorrectos. Tras modificar estos factores se logra una armonía facial.

descarga

La ortodoncia funcional es muy diversa y amplia. Existe una gran variedad de aparatos dependiendo del tipo de tratamiento que requiere cada paciente.

Aunque pueden mejorar el alineamiento dental, no es su cometido principal, que se realiza mucho más eficazmente con los aparatos fijos (brackets).

 

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA APARATOLOGÍA DE LA ORTODONCIA FUNCIONAL:

  • Tienen una acción ortopédica. Es su principal objetivo, encaminado a corregir la disarmonía ósea de los maxilares. Dependiendo de su diseño:
  • Potencian y estimulan el crecimiento mandibular
  • Frenan el crecimiento del maxilar superior
  • Expansionan el maxilar superior abriendo la fisura palatina media, etc.
  • Es fundamental su efecto rehabilitador, reposicionando los maxilares para lograr un mayor equilibrio funcional y estético.
  • Son aparatos de acción indirecta ya que transmiten la fuerza muscular a las estructuras esqueléticas y dentarias.
  • Los aparatos funcionales intervienen en el estímulo muscular pudiendo modificar la dirección del crecimiento de los maxilares.
  • Son susceptibles de tener una acción directa sobre los dientes en menor medida.
  • Se utilizan en pacientes en crecimiento.
  • La mayoría de estos aparatos de ortodoncia funcional son removibles, de “quita y pon” (compatibles con la rutina diaria).