Ortodoncia estética con blanqueamientos a la vez

¿Qué son los brackets estéticos?

Cada vez son más los pacientes adultos que se someten a tratamientos de ortodoncia estética, por ello se han desarrollado diferentes tipos de materiales con los que hacer los brackets y poder aportar un alto nivel estético durante el tratamiento.

brackets-esteticos

Los brackets estéticos, son unos aparatos fijos que se cementan en los dientes con el fin de corregir mordidas, alinear los dientes y mejorar la estética dental, confeccionados con materiales que los hacen prácticamente imperceptibles.

Ventajas de los brackets estéticos

Tratamiento de ortodoncia igual que el convencional pero con gran nivel de estética.
Mejora de la autoestima del paciente, ya que no sólo recupera la estética dental, sino que lo hace de forma discreta.
Permite una perfecta corrección de la mordida, lo que evita desgastes dentales y problemas con la articulación temporomandibular.
Tiempos de tratamiento iguales a los de tratamientos con brackets convencionales.
El precios de los brackets estéticos es muy asequible.
Se puede usar en adultos y en adolescentes. Se puede usar en casos con extracciones o sin extracciones.
Los brackets estéticos disminuyen la acción alérgica al metal.

Cuando se habla de blanqueamiento dental se hace referencia a un tratamiento dental estético revolucionario que logra reducir varios tonos el color original de las piezas dentales, dejando los dientes más blancos y brillantes.

Las personas están más interesadas en tener los dientes más blancos, considerando que es una necesidad tanto para triunfar en la vida profesional como social. Es por esto que muchas personas se cuidan mucho más los dientes y hay un interés creciente por tener los dientes blanco, hasta el punto de que un color o tono que antes se consideraban oral, ahora resulta oscuro; unos dientes blancos dan un aspecto más limpio, sano y juvenil.

El blanqueamiento dental se puede llevar a cabo tanto en la clínica como en casa, aunque no es posible comprar los mismos tratamientos para su uso personal y algunos especialistas alertan sobre el posible daño a las piezas dentales si se utilizan éstos en alta concentración sin la prescripción ni el seguimiento de un odontólogo especialista.