Coronas metal-ceramica

Las coronas metal cerámica han dejado de usarse de manera tan frecuente en los últimos años debido a los problemas estéticos que provoca la presencia del metal. No obstante se necesita su uso en determinadas ocasiones.
Este tipo de coronas metal cerámica formadas por una estructura metálica y un revestimiento de porcelana se pueden utilizar en todas las situaciones clínicas de fundas unitarias o rehabilitaciones totales con prótesis fijas. Los inconvenientes que provocan suelen ser la dificultad para obtener el color deseado y la fractura de la cerámica.

Precauciones para que no se vea el metal en las coronas metal cerámica

Para la realización de coronas metal cerámica, el dentista  realiza la preparación cavitaria del diente, es decir, lo deja apto para poder colocar el material de reconstrucción. Hay que dejar un espacio de aproximadamente 1,5 a 2mm para el grosor de la funda dental. La línea de terminación del diente es muy importante y puede tener diferentes formas: en hoja de cuchillo, chaflán y hombro.

Es bien conocido por todos que las coronas metal cerámica dejan ver en muchas ocasiones con el pasar del tiempo el color grisáceo del metal y esto da un aspecto muy antiestético en la sonrisa, en la cual se observan manchas oscuras sobre la encía que da un aspecto no saludable.

Normalmente todo el metal de debajo tiene que estar recubierto por cerámica debido a la fragilidad de ésta. Pero actualmente para evitar este inconveniente tan antiestético se han desarrollado cerámicas de hombro que son más resistentes y opacas. Las ventajas que ofrecen son:

  1. Más resistencia que las cerámicas puras.
  2. Son más opacas.
  3. Permiten el aumento de la transmisión de la luz en la región del cuello del diente.
  4. Eliminan la cinta metálica que se ve en la encía.
  5. Hacen que la adaptación marginal sea mucho mejor.

Para evitar los inconvenientes de las coronas metal cerámica  recomendamos la realización de coronas de circonio o de coronas totalmente cerámicas que permiten rehabilitaciones orales libres de metal y con ello de máxima biocompatibilidad y naturalidad.