En clínica

Los dientes están constituidos por un núcleo de dentina recubierto de esmalte. Blanquear dientes supone blanquear la dentina porque ésta (y no el esmalte) es la responsable del color de los dientes.

4. Blanqueamientos dentales en clínica (texto)

Debido a su bajo peso molecular, los productos blanqueadores atraviesan sin dificultad el esmalte, aprovechando los intersticios de su estructura prismática. El blanqueamiento dental exige personalizar la técnica adaptándola a cada caso individual, variando no sólo los tiempos de aplicación, sino también las concentraciones de los geles, catalizadores,….

El tratamiento de blanqueamiento dental se puede realizar en la clínica dental, con productos que se activan por la luz, ya sea luz halógena, LED o láser, así como con la supervisión de personal cualificado.

Para obtener el máximo blanqueamiento y conseguir que se mantenga a lo largo de los años, será necesario blanquear la dentina en todo su espesor. Esto se consigue haciendo que los productos blanqueadores atraviesen repetidas veces la dentina, impregnándola hasta sus zonas más recónditas.

En lo últimos años, expertos en blanqueamiento dental han aconsejado hacer tratamientos de varias sesiones en clínica, junto con la utilización simultánea de los moldes flexibles nocturnos, cargados con os geles durante algunas semanas. No obstante, las alteraciones del color más suaves pueden resolverse con un tratamiento menos intensivo.