Implantes

Se conoce el implante dental como un producto sanitario diseñado para sustituir la raíz que falta y mantener el diente artificial en su sitio.

Imagen1

Los implantes dentales, habitualmente, tienen forma roscada y está fabricado con materiales biocompatibles que no producen reacción de rechazo y permiten su unión al hueso. La superficie del implante puede presentar diferentes texturas y recubrimientos, utilizadas habitualmente para aumentar su adhesión al hueso (osteointegración si es de titanio y biointegración si se trata de un material cerámico).

Al reponer los dientes perdidos por medio de implantes se conserva mayor cantidad de hueso alveolar ya que este se reabsorbe al no recibir ningún tipo de estímulo.

En cuanto a los componentes más destacados de los implantes se destacan los siguientes:

  • Cuerpo.
  • Tornillo de cobertura.
  • Pilar de cicatrización.
  • Conexión proteica.
  • Pilar: pilar para atornillado, pilar para cementado y pilar para retenedor.
  • Transfer y análogo.

Por otro lado podemos comprobar que existen diferentes tipos de implantes, tales como:

  • Subperiósticos o yuxtaóseos.
  • Pterigoideos.
  • Cigomáticos.
  • Endoóseos: cilíndricos y láminas perforadas.

Los materiales utilizados para los implantes suelen ser:

  • Titanio.
  • Materiales cerámicos.