Frenectomía

En algunos niños a partir de los 2 años es posible apreciar un frenillo grueso que se inserta más abajo de lo normal y se mete en profundidad entre los dientes centrales superiores separándolos y creando un espacio entre las dos palas que a veces puede ser demasiado grande y feo. Este tejido entre los dientes puede provocar primero un problema estético y por otro lado problemas en la pronunciación de las palabras y en la alimentación.

Frenectomia

Los frenillos van a ir cambiando de forma, tamaño y posición a medida que el niño va creciendo por eso, si usted detecta un espacio importante ya entre las palas de su hijo es recomendable llevar al niño a su dentista para determinar el momento exacto de corregir este problema. Cuanto antes se detecte este problema y se corrija, más fácil será encontrarle una solución para que el niño consiga una sonrisa perfecta y evite posibles problemas de dicción. La edad recomendada para una primera valoración es a partir de los 5 años.

¿CUÁNDO HAY QUE OPERARLO?

Si su dentista lo recomienda está indicado operar si:

— El frenillo causa y mantiene la separación de los incisivos centrales.

— El frenillo causa y mantiene un pliegue en el labio, hacia afuera o hacia adentro.

— En pacientes de edad avanzada portadores de prótesis dentales, la presencia de frenillo tanto superior como inferior puede dificultar la retención de la prótesis o la aparición de fenómenos irritativos en el mismo frenillo por el roce de la prótesis; en estos casos también será necesario tratamiento quirúrgico.

¿EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA?

La frenectomía es una pequeña intervención que habitualmente en las Clínicas B&J realizamos con anestesia local aunque si el niño y los padres lo prefieren se puede hacer con una pequeña sedación.

La intervención consiste en eliminar el tejido fibroso que se encuentra entre los dientes, recortarlo y además así liberar el labio superior. Una vez terminada la intervención se le ponen unos puntos que ayudarán al cierre y cicatrización de la pequeña herida. Normalmente en muy pocas semanas este espacio se cierra. El tratamiento es muy sencillo y al cabo de unas horas el niño puede hacer vida normal.