Biopsia de tejidos

Una biopsia es un procedimiento diagnóstico que consiste en la extracción de una muestra total o parcial de tejido para examinarla al microscopio.

image002

Muchas enfermedades propias de la cavidad bucal o las manifestaciones bucales de enfermedades sistémicas (aquellas que involucran varios órganos o todo el cuerpo) pueden tener un aspecto clínico similar, lo que hace difícil establecer un diagnóstico acertado.

De hecho, hay veces en que las lesiones pequeñas y de color similar al de la mucosa bucal se confunden con lesiones benignas, un hecho que puede llegar a ocasionar un tratamiento inadecuado y por consiguiente desencadenar resultados muy negativos para el paciente.

Para evitar este tipo de errores, diagnósticos y de tratamiento, es aconsejable acudir a la biopsia.

Además, la biopsia oral es especialmente importante en el diagnóstico de lesiones pre-cancerosas y en el diagnóstico precoz del cáncer oral.

¿Cuándo realizar una biopsia?

Toda lesión bucal traumática o inflamatoria que no cure de dos a tres semanas, merece una biopsia. Generalmente son lesiones que no pueden ser diagnosticadas por otros medios ya que de algún modo hacen al diagnóstico incompleto, errado o impreciso.

Una biopsia se realiza por ejemplo en situaciones en que las lesiones planteen más de un diagnóstico clínico posible, o sean sospechosas de cáncer bucal, úlceras persistentes, nódulos, etc.

¿Qué tipo de biopsias se realizan en odontología?

De acuerdo a los procedimientos aplicados, las biopsias orales pueden clasificarse según:

1. Las características de la lesión

Biopsias directas: Cuando la lesión se encuentra posicionada sobre la mucosa oral y es fácilmente accesible. Este es el caso de los precánceres orales y de las lesiones primarias neoplásicas.

Biopsias indirectas: cuando la lesión se encuentra recubierta de una mucosa aparentemente normal.

2. El área de la extracción quirúrgica

Biopsia incisional: consiste en la remoción de una muestra representativa de la lesión y tejido adyacente normal con el objetivo de establecer un diagnóstico definitivo de forma previa al tratamiento.

Biopsia escisional: se trata de la remoción completa de la lesión con un doble objetivo diagnóstico y terapéutico. Tan solo es posible cuando el tamaño lesional permite la escisión completa con márgenes adecuados sanos.