Apiceptomías

Una apiceptomía no es más que la remoción de la punta de la raíz del diente, sea por infección, o por tratamientos de conducto infructuosos.

Imagen2

En algunas ocasiones los tratamientos de conducto pueden fallar, o existen procesos infecciosos en los ápices o puntas de las raíces de los dientes que no sanan, y es necesario realizar un procedimiento quirúrgico llamado apiceptomía.

La apiceptomía es un proceso mediante el cual se realiza la remoción de la porción apical (o punta) de la raíz de un diente, así como del tejido infectado involucrado.

¿Cuándo se indica la apiceptomía?

Está indicada en dientes con procesos periapicales (alrededor de la raíz), siempre que se den las siguientes circunstancias:El fracaso de tratamientos de conducto.

  •  En dientes en los que no pueda repetirse el tratamiento de conducto.
  •  En dientes que presenten curvas o en los que se haga inaccesible el ápice (o punta de la raíz).
  •  En dientes que presentan falsos conductos.
  •  En conductos donde se han fracturado y alojado un instrumento de endodoncia.

¿En qué consiste el procedimiento?

Es sumamente sencilla: consiste en abrir la encía muy próxima a la pieza dental afectada, dejando expuesto el hueso subyacente de la pieza y procediendo a retirar el tejido afectado o infectado. Una vez hecho esto, se procede también a la retirada de la punta de la raíz de la pieza dental (ápice). Tras esto, se coloca un sellador en el conducto radicular llamado material trióxido agregado (MTA) en el lugar donde se ha retirado el ápice del diente y se procede a suturar la encía donde se ha producido la incisión. Después de unos meses, el hueso alrededor del ápice de la raíz ha sanado completamente.